COMUNICADO OFICIAL CAMPAMENTO DE VERANO 2020

Queridas familias:

Una de las últimas cosas que escribimos en el blog para despedirnos del campamento del año pasado fue:

“Llegado el último día, a estas alturas debíamos ser capaces de cambiar el YO por el NOSOTROS…”.

Escribimos estas palabras sin darnos cuenta de lo real que se volverían. Este año tenemos una nueva misión y no es otra que esa, que cambiar el YO por el NOSOTROS. Tenemos que hacer lo que os pedimos el año pasado al acabar el campamento, tenemos que ser también superhéroes con los valores que ellos ,junto con los Santos, nos enseñaron.

El “NOSOTROS” implica pensar en cada uno de los niños y niñas y en todas sus familias, implica dejar de lado nuestros deseos y nuestras ganas para poner por delante la seguridad y el bienestar de todos. Y es por eso que, tras sopesarlo mucho, este año no habrá campamento de verano.

Es una decisión muy meditada y tomada con mucho amor. Nos caracterizamos por la calidad de nuestros campamentos y por el trayecto que llevamos y hacerlo bajo estas condiciones hubiera sido muy complicado y esa calidad de la que hablamos se hubiese visto muy deteriorada.

Puede que sea una de las misiones más difíciles a las que nos hemos enfrentado porque teníamos muchas ganas de volver a compartir esa semana mágica todos juntos, pero sabemos que entendéis la situación y que cumpliréis la misión con nosotros: mantener a salvo a las personas que queremos.

Y mientras cumplimos esta misión, nosotros, los monitores, nos pondremos en marcha para que el campamento del año que viene sea mucho mejor, un campamento inolvidable, un campamento convertido en el Reino de Dios, como nosotros sabemos hacer, donde podremos darnos muchos abrazos y muchos besos y llorar mucho el último día…

Y cuando ese último día de campamento llegue, cuando hayamos vivido todo eso, cuando nuestras familias estén a salvo, cuando sintamos esa felicidad tan plena, esperamos que todos penséis: La espera mereció la pena.

Muchísimas gracias a todos, nos vemos pronto.

El equipo de monitores de la Parroquia de los Remedios.

Ficha Médica Convivencia Navidad ’19

Buenas.

Como estos últimos años, la ficha médica os la ponemos a través de un formulario web que podéis rellenar desde el ordenador, la tablet o el móvil pinchando aquí.

Insistimos: rellenar este formulario es obligatorio para todos aquellos que quieran participar en la convivencia pero no asegura ni reserva una plaza. La inscripción solo se hará efectiva en el momento del pago los dias 28 y 29 de noviembre de 18:30 a 20:00, nunca antes.

Un saludo.

 

Convivencia de Navidad

Pues sí, como muchos suponíais, la noticia que tantas ganas teníamos de daros es que vuelve la convivencia de Navidad de la parroquia.

Los catequistas y monitores la estamos preparando con muchísimo cariño para los chavales nacidos entre 2005 y 2011 que quieran participar.

Las inscripciones serán el próximo 28 y 29 de noviembre en el centro parroquial de 18:30 a 20:00.

Como sabéis, queremos facilitar que los niños que acuden con nosotros a catequesis o a misa no se queden sin plaza, por lo que, igual que en el campamento, tendremos 2 listas para inscribirnos, unificando las dos al terminar las inscripciones.

La convivencia comenzará el sábado 21 de diciembre a las 9:00 en Pierre de Coubertin, donde nos subiremos a los autobuses.

Volveremos al día siguiente, el domingo 22 sobre las 17:30 a la parroquia, donde tendremos una misa final a la que todos estáis invitados.

El precio será de 45€ y cubrirá el desplazamiento en autobús hasta el colegio de los Salesianos de Sanlúcar la Mayor, la merienda y cena del sábado, el alojamiento de esa noche y el desayuno y almuerzo del domingo. El almuerzo del primer día no está cubierto, por lo que cada participante tiene que llevar el suyo tipo picnic (un bocadillo, filetes o lo que se os ocurra).

¡Un abrazo y esperamos veros pronto!

Misa de niños del campamento

¡Buenos días!

Todos los domingos estamos más que invitados a celebrar la misa en nuestra parroquia. Mañana, concretamente, más aún, pues somos el grupo de niños y jóvenes que componen el campamento quienes prepararemos la misa de las 12:00 con especial cariño.

Será un momento de reencuentro y también anunciaremos algunas sorpresas para despedir 2019 de forma especial.

Nos reuniremos un poco antes, a las 11:00, para preparar canciones, organizar lecturas y la participación en general.

¡Estamos deseando veros, contamos con vosotros!.

¡Un saludo!

Días 4, 5, 6 y 7

Buenas tardes. Lo primero es pediros disculpas por el parón en la publicación de este blog. La intensidad de estos días nos ha hecho priorizar otras actuaciones y por ello no hemos encontrado el momento de escribir.

Ya hemos vuelto y tras unas (muchas) horas de sueño reparador, vuestros hijos os habrán contado con pelos y señales todo lo que ha ido ocurriendo mejor de lo que ninguno de los monitores podríamos describirlo. Por ello, esto va a ser más un resumen reflexivo de estos días.

Como recordaréis, nuestros súper héroes, que se creían fuertes, justos, valientes… realmente no lo eran tanto, tenían carencias que no se habían parado ni a pensar. Tiene lógica: para ellos solo existía una palabra realmente importante: YO. El Jefe lo sabe y por ello les manda la ayuda de otras personas (santos, verdaderos héroes de carne y hueso) que les ayudaran a mirar más allá. Todos pensamos que esa ayuda irá encaminada a entrenar su fuerza, su sentido de la justicia… Y sí, en cierto modo es verdad, pero el camino por el que lo consiguen es cambiando esa pequeña palabra tan inofensiva como necesaria a veces: YO. Como nos recordó Santo Tomás durante el cuarto día en su resumen de la TEMPLANZA (lo malo, fuera; lo bueno, con mesura), no podemos abusar del YO sino sustituirlo siempre que podamos por el NOSOTROS. Y creo que ahí estuvo la clave.

Como veis, en este campamento hemos trabajado las virtudes, por lo que deduciréis que los tres días siguientes fueron dedicados a la FE, la ESPERANZA y la CARIDAD. Durante el primero de ellos vivimos una fantástica catequesis. Preguntadle a vuestros hijos qué hay que hacer con las piedras preciosas que se caen camino del oasis. Para completar la jornada nos relajamos disfrutando de la noche de las sensaciones. Con los ojos cerrados bajo el cielo estrellado de la sierra, una grabación nos transportó al interior del vientre de una madre, donde la pequeña personita que crecía en su interior nos hablaba de lo que sentía en el interior de su pequeño mundo y las señales que, de forma extraña e incomprensible le llegaban del “exterior”. Un gran colofón a un día cargado de aprendizaje.

El siguiente día, para hablar de la ESPERANZA, no pudo faltar María. Con ella aprendimos a confiar, a no caer en el desánimo y a luchar por hacer realidad un mundo mejor. Tras muchos juegos, baños en la piscina (y en el embalse los últimos grupos que faltábamos por hacer piragua), talleres… por la noche celebramos una maravillosa fiesta cargada de baile, risas y momentos divertidísimos que acabaron, como no podía ser de otro modo, con el sorteo de maravillosos premios como tener 15 minutos extra de tiempo libre con un amigo, recorrer el caminito a la piscina en coche o poder tirarse a ella de bomba.

Llegado el último día, a estas alturas debíamos ser capaces de cambiar el YO por el NOSOTROS. A veces cuesta, como les costó a cada héroe asimilar la “pérdida de protagonismo” individual cuando el Jefe les dijo que no escogería a uno sino a TODOS. Y para ayudarles en esta prueba definitiva y en una muestra inmensa de AMOR (CARIDAD), el Jefe nos mandó como supervisor y guía al Santo entre los santos, su hijo: JESÚS. Con Él todo fue más fácil y quisimos celebrarlo con la mayor fiesta que tenemos: la misa. La preparamos con mucha ilusión recordando todas las virtudes trabajadas. Nuestro párroco, Don Francisco, con el apoyo de Rubén, nuestro seminarista, hicieron que la Eucaristía fuera un momento único, la cumbre del campamento, donde las emociones estaban a flor de piel recordando todo lo vivido y ofreciéndoselo al Jefe que, aunque nunca lo vemos (como los superhéroes, que solo escuchaban su voz) siempre está presente en nuestra vida. La guinda del día llegó con la velada final, en la que expusimos las actuaciones que habíamos preparado durante todo el campamento.

Nos consta que pudisteis ver muchos de esos momentos en directo a través de las redes sociales y nos alegramos mucho de que cada año podáis ser más partícipes de esta experiencia.

Vivimos un momento “extraño” en el que muchos niños pasan más tiempo escuchando a sus youtubers favoritos que a sus padres. Un momento en el que la diversión tiene más que ver con el YO y mi dispositivo electrónico que con el NOSOTROS y un parque. Un momento en que las buenas palabras hacia otros tal vez se piensan pero rara vez se dicen, mientras que las malas a veces se piensan y se dicen constantemente. Ese es el momento que a nuestros niños les ha tocado vivir y, por tanto, a nosotros nos toca acompañarlos.

Solemos comentar que el mundo cada vez va a peor, que la juventud está perdida, que nuestros valores están desapareciendo… No es que sea un momento peor ni mejor que el que nos tocó vivir a nosotros, padres o monitores; simplemente es distinto. Probablemente cuando nuestros niños crezcan comentarán lo mismo de las futuras generaciones. Podemos culpar a las nuevas tecnologías, a las redes sociales… Pero la realidad es la que es y debemos adaptarnos a ella como lo hacen nuestros niños. La clave va a estar en acompañarlos y no perder entre tantos nuevos estímulos la perspectiva de lo que es fundamental, como decía San Juan Bosco: que sean buenos cristianos y honrados ciudadanos. Buenas personas en sentido integral.

Conociéndolos como los hemos conocido en esta semana, sabemos que vosotros lo trabajáis en casa y queremos que sepáis que hemos hecho nuestro ese esfuerzo, parándonos en lo fundamental y dejando de lado lo accesorio cuando ha sido necesario. Desde la parroquia y más concretamente desde el grupo joven que hemos preparado este campamento, os damos las gracias un año más por vuestra confianza. Sin ella no habría campamento.

Esperamos que esta experiencia se extienda todo el curso pues como siempre decimos, el campamento no es una semana sino todo el año, participando en la parroquia en catequesis, misas, celebraciones, cruces de mayo, tómbolas, convivencias… Queremos seguir creciendo, seguir formando parte de la vida de los cristianos del mañana que harán de este mundo un lugar mejor del que se encontraron. Os esperamos.

Un abrazo enorme,

 

Equipo de monitores El Pintado 2019

 

 

Días 2 y 3

Tras un fantástico primer día, el segundo no se quedó atrás. Con la ayuda de los niños conseguimos que Hulk aplicase la prudencia y pensase antes de actuar. Tras ello, los héroes se encontraron con un nuevo reto que requería de otra virtud, una con la que se nos llena la boca al hablar y se nos encoge el alma cuando se produce: JUSTICIA. ¿Y quién mejor que Batman, el justiciero por antonomasia, para cumplir esta misión? Los chavales se han metido en la piel de abogados, fiscales, y jueces. Lo han hecho muy bien metiéndose de lleno en sus respectivos papeles, consiguiendo aplicar la justicia humana extraordinariamente; y recalco lo de humana, porque Batman no conoce otra. Por suerte para todos, su supervisor era san Óscar Romero. Aunque al principio Batman no le hacía demasiado caso, a través de una fantástica catequesis hemos visto que eso de la justicia que tan divertido nos ha resultado, no es tan fácil como parece, pues una cosa es nuestra justicia y otra La Justicia, la de Dios. Aplicarla no es sencillo, pues ni tenemos sus ojos para verlo todo ni su corazón para interpretarlo.

Los talleres nos han enseñado primeros auxilios, expresión corporal, a hacer alfarería, llaveros con forma de cocodrilo y camisetas personalizadas al estilo patchwork.

Por la noche, los más valientes se aventuraron a investigar misterios relacionados con los siete pecados capitales a la luz del eclipse… Algunos de ellos pegaron algún que otro grito de terror, pero lo disfrutaron de lo lindo. Otros decidieron tener una noche más tranquila pero no por ello se libraron de criaturas extrañas, pues jugaron con el monstruo de los colores a ayudarle a entender sus emociones.

 

Tras un día tan intenso, el tercero está siendo también bastante movido. El apóstol Santiago ha hecho aparición en el cámping. Tiene una misión muy especial que cumplir, a la que Thor debe ayudarle poniendo en práctica su supuesta FORTALEZA. Pero como buena historia de aventuras, no todo es de color de rosas: La memoria de Santiago no es la mejor de sus cualidades, así que se apuntó los detalles de su misión en la concha de su cayado de peregrino, pero por desgracia la ha perdido. Los chavales están intentando ayudarle a recuperarla resolviendo pruebas y acertijos que ponen a prueba su inteligencia. Podéis estar orgullosos: son todos unos hachas.

Con las lentejitas y la carne en salsa que hemos disfrutado (¡repitiendo incluso!) hemos repuesto energías y dentro de un momento saldrán de la piscina para prepararse la marcha que nos espera esta tarde. Cenaremos viendo la puesta de sol junto al pantano, no se nos ocurre un plan mejor. Esperamos que vosotros también disfrutéis de estos días. ¡Un saludo!