Buenas tardes. Lo primero es pediros disculpas por el parón en la publicación de este blog. La intensidad de estos días nos ha hecho priorizar otras actuaciones y por ello no hemos encontrado el momento de escribir.

Ya hemos vuelto y tras unas (muchas) horas de sueño reparador, vuestros hijos os habrán contado con pelos y señales todo lo que ha ido ocurriendo mejor de lo que ninguno de los monitores podríamos describirlo. Por ello, esto va a ser más un resumen reflexivo de estos días.

Como recordaréis, nuestros súper héroes, que se creían fuertes, justos, valientes… realmente no lo eran tanto, tenían carencias que no se habían parado ni a pensar. Tiene lógica: para ellos solo existía una palabra realmente importante: YO. El Jefe lo sabe y por ello les manda la ayuda de otras personas (santos, verdaderos héroes de carne y hueso) que les ayudaran a mirar más allá. Todos pensamos que esa ayuda irá encaminada a entrenar su fuerza, su sentido de la justicia… Y sí, en cierto modo es verdad, pero el camino por el que lo consiguen es cambiando esa pequeña palabra tan inofensiva como necesaria a veces: YO. Como nos recordó Santo Tomás durante el cuarto día en su resumen de la TEMPLANZA (lo malo, fuera; lo bueno, con mesura), no podemos abusar del YO sino sustituirlo siempre que podamos por el NOSOTROS. Y creo que ahí estuvo la clave.

Como veis, en este campamento hemos trabajado las virtudes, por lo que deduciréis que los tres días siguientes fueron dedicados a la FE, la ESPERANZA y la CARIDAD. Durante el primero de ellos vivimos una fantástica catequesis. Preguntadle a vuestros hijos qué hay que hacer con las piedras preciosas que se caen camino del oasis. Para completar la jornada nos relajamos disfrutando de la noche de las sensaciones. Con los ojos cerrados bajo el cielo estrellado de la sierra, una grabación nos transportó al interior del vientre de una madre, donde la pequeña personita que crecía en su interior nos hablaba de lo que sentía en el interior de su pequeño mundo y las señales que, de forma extraña e incomprensible le llegaban del “exterior”. Un gran colofón a un día cargado de aprendizaje.

El siguiente día, para hablar de la ESPERANZA, no pudo faltar María. Con ella aprendimos a confiar, a no caer en el desánimo y a luchar por hacer realidad un mundo mejor. Tras muchos juegos, baños en la piscina (y en el embalse los últimos grupos que faltábamos por hacer piragua), talleres… por la noche celebramos una maravillosa fiesta cargada de baile, risas y momentos divertidísimos que acabaron, como no podía ser de otro modo, con el sorteo de maravillosos premios como tener 15 minutos extra de tiempo libre con un amigo, recorrer el caminito a la piscina en coche o poder tirarse a ella de bomba.

Llegado el último día, a estas alturas debíamos ser capaces de cambiar el YO por el NOSOTROS. A veces cuesta, como les costó a cada héroe asimilar la “pérdida de protagonismo” individual cuando el Jefe les dijo que no escogería a uno sino a TODOS. Y para ayudarles en esta prueba definitiva y en una muestra inmensa de AMOR (CARIDAD), el Jefe nos mandó como supervisor y guía al Santo entre los santos, su hijo: JESÚS. Con Él todo fue más fácil y quisimos celebrarlo con la mayor fiesta que tenemos: la misa. La preparamos con mucha ilusión recordando todas las virtudes trabajadas. Nuestro párroco, Don Francisco, con el apoyo de Rubén, nuestro seminarista, hicieron que la Eucaristía fuera un momento único, la cumbre del campamento, donde las emociones estaban a flor de piel recordando todo lo vivido y ofreciéndoselo al Jefe que, aunque nunca lo vemos (como los superhéroes, que solo escuchaban su voz) siempre está presente en nuestra vida. La guinda del día llegó con la velada final, en la que expusimos las actuaciones que habíamos preparado durante todo el campamento.

Nos consta que pudisteis ver muchos de esos momentos en directo a través de las redes sociales y nos alegramos mucho de que cada año podáis ser más partícipes de esta experiencia.

Vivimos un momento “extraño” en el que muchos niños pasan más tiempo escuchando a sus youtubers favoritos que a sus padres. Un momento en el que la diversión tiene más que ver con el YO y mi dispositivo electrónico que con el NOSOTROS y un parque. Un momento en que las buenas palabras hacia otros tal vez se piensan pero rara vez se dicen, mientras que las malas a veces se piensan y se dicen constantemente. Ese es el momento que a nuestros niños les ha tocado vivir y, por tanto, a nosotros nos toca acompañarlos.

Solemos comentar que el mundo cada vez va a peor, que la juventud está perdida, que nuestros valores están desapareciendo… No es que sea un momento peor ni mejor que el que nos tocó vivir a nosotros, padres o monitores; simplemente es distinto. Probablemente cuando nuestros niños crezcan comentarán lo mismo de las futuras generaciones. Podemos culpar a las nuevas tecnologías, a las redes sociales… Pero la realidad es la que es y debemos adaptarnos a ella como lo hacen nuestros niños. La clave va a estar en acompañarlos y no perder entre tantos nuevos estímulos la perspectiva de lo que es fundamental, como decía San Juan Bosco: que sean buenos cristianos y honrados ciudadanos. Buenas personas en sentido integral.

Conociéndolos como los hemos conocido en esta semana, sabemos que vosotros lo trabajáis en casa y queremos que sepáis que hemos hecho nuestro ese esfuerzo, parándonos en lo fundamental y dejando de lado lo accesorio cuando ha sido necesario. Desde la parroquia y más concretamente desde el grupo joven que hemos preparado este campamento, os damos las gracias un año más por vuestra confianza. Sin ella no habría campamento.

Esperamos que esta experiencia se extienda todo el curso pues como siempre decimos, el campamento no es una semana sino todo el año, participando en la parroquia en catequesis, misas, celebraciones, cruces de mayo, tómbolas, convivencias… Queremos seguir creciendo, seguir formando parte de la vida de los cristianos del mañana que harán de este mundo un lugar mejor del que se encontraron. Os esperamos.

Un abrazo enorme,

 

Equipo de monitores El Pintado 2019

 

 

»

  1. Ana dice:

    😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍
    GRACIAS.

    Me gusta

  2. Virginia Cslderon Moreno dice:

    Muchisimas Gracias a todo el equipo por un año mas haber hecho disfrutar a los niños de una manera tan bonita y didactica ,con unas enseñanzas preciosas que les ayuda a desarrollarse como buenos cristianos.

    Me gusta

  3. Virginia dice:

    Muchas Gracias tambien por la excelente atencion recibida por Carlota que sufrio un percance en la rodilla….una magnifica atencion y ayuda por vuestra parte..mil gracias

    Me gusta

Comentanos lo que quieras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .